BLOG

¡Para de ver la tele y empieza a vivir!

On July 11, 2011, in Mindfulness, by saludality
1

La televisión te exige un coste mayor de energía del que imaginas y reduce tu capacidad de atraer lo que deseas en la vida. No te confundas, no son los momentos de desconexión, pasividad y relax los más satisfactorios,… al contrario.

Mihaly Csikszentmihalyi hizo un estudio al respecto con miles de personas, y llegó a la conclusión de que los mejores momentos de una persona suelen darse cuando el cuerpo o la mente están sometidos a una alta exigencia que provoca un esfuerzo voluntario y un compromiso que lleva a esa persona a conseguir algo que merece la pena. Csikszentmihalyi descubrió que las personas encuentran una genuina satisfacción durante un estado de conciencia llamado Fluir (Flow). Durante ese estado, tenemos la sensación de olvidarnos del mundo, de que el tiempo vuela, podríamos decir que hemos entrado en un estado de meditación o mindfulness.

La tele, una droga que consume nuestra energía

El estudio también confirmó algo: la televisión es una de las actividades que más energía nos absorbe!!.

“Ver la televisión es una transacción en un solo sentido que requiere absorber un determinado material sensorial […] No existe otra experiencia en la vida  que permita tanta absorción y exija tan poca expresión” (Marie Winn)

Esta cita revela con claridad la carencia absoluta de flow que supone ver la televisión. Pero esto no queda aquí. Cuanto más estás delante de la televisión, viendo cosas que normalmente no te aportan nada, más estás contribuyendo a que se convierta en una adicción. La tele funciona como una especie de droga. La disminución de energía provoca que sigamos apoltronados. Cuando nos levantamos ¿quién se levanta realmente descansado?.  En relación a esto de la adicción, decir que uno de los “ganchos” es que la televisión nos transmite una idea falsa de compañía; ¿cuántos de nosotros dejamos la tele encendida por sentirnos acompañados en casa? ¿qué pasa si la apagamos?.

Lo que ocurre es que pasamos los días en “piloto automático”, cambiando de tarea continuamente, haciendo incluso varias a la vez, sin pararnos a tomar conciencia de nuestro lado emocional. Y así, saltamos de momentos llenos de ansiedad por el ritmo frenético del día a día a otros llenos de aburrimiento o total pasividad, como ver la televisión.

No os perdáis este clip de la entrevista que Eduardo Punset a Csikszentmihalyi donde habla de la importancia del trabajo.

 

Una posible solución

Puede que una de las claves para solventar esta adicción sea proponernos tareas nuevas, que nos supongan un reto, que nos motiven, que requieran cierto esfuerzo y dosis de concentración y compromiso y huir de actividades llenas de un “hedonismo hueco”.

Csikszentmihalyi hablaba de actividades de “flujo alto” y de “flujo bajo”. Entre las primeras puede darse: hacer deporte, leer, pintar, charlar, hacer fotografía, realizar cálculos, bailar, andar, etc… Con esta reflexión, quiero recordarte que estás en el mejor momento para coger las riendas de tu vida. El verano puede ser un buen aliado para plantearte un reto: no ver ni 1 minuto de televisión durante ¿1 día? ¿1 semana?, prueba!. Quizás te des cuenta de que puedes hacer otras actividades más enriquecedoras. Busca cuáles son esas de “flujo alto” en tu vida, y empieza a practicar una. ¿Qué actividades provocan o han provocado un estado de flow en tu vida?

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tagged with:
 

One Response to ¡Para de ver la tele y empieza a vivir!

  1. […] y nuestra mente. Con mucha tranquilidad, un poquito de organización y la convicción de que un “descanso activo” nos aporta más felicidad, nuestras vacaciones pueden ser tan divertidas como sanas y relajantes y […]

Leave a Reply