BLOG

Si tu propósito para este año es estar en forma, quizás apuntarte a un gimnasio sea tu elección. Pero merece la pena que te hagas unas preguntas antes de matricularte. Recuerda que ir al gimnasio debería convertirse en un hábito y la elección del que mejor se adecúa a tus características y necesidades es vital para conseguir el objetivo deseado.

 1      En busca del gimnasio perdido

No te compliques la vida empleando demasiado tiempo en desplazarte al gimnasio. Lo último sería que ir al gimnasio supusiera un motivo de estrés. No sólo puedes elegir uno cerca de tu casa o de tu trabajo (o del colegio de los niños). También puedes buscar uno en algún lugar localizado entre ambos. Si no conoces las zonas, internet te ofrece muchos recursos para localizar uno. http://maps.google.es es un buen ejemplo de lo fácil que es localizar todos los que hay en una zona.

 2      Organiza tus horarios … y cúmplelos¡

Asegúrate de que los horarios del gimnasio y de las actividades que quieres realizar encajan con tus horas disponibles. De lo contrario, pagarás por algo que no estás disfrutando. A partir de ahí, la recomendación es planificar un horario semanal, y cumplirlo!. Organiza tu tiempo de modo que sea compatible con el resto de tus tareas. Muchos gimnasios te permiten asistir antes del horario de trabajo o a altas horas de la noche. A otras personas les funciona ir a la hora de comer. Tenlo en cuenta. Otra cosas es hacer ver a tu entorno que ese tiempo de gimnasio es sagrado para ti, que nadie interfiera en él!.

 3      El “ambientillo”

Puede parecer superficial, pero a todos nos influye el tipo de gente que tenemos al lado para hacer la actividad. Lo importante es que uno/a se sienta cómodo con la gente que le rodea. Hoy en día existen gimnasios unisex; otros atraen a diferentes grupos de edad; los hay que están dirigidos a “machacas”; en cambio otros provocan más la relación social. Haz lo más agradable posible tu estancia en el gimnasio. Pero si te sientes incómodo/a rodeado/a de gente y puedes permitírtelo, siempre puedes contratar un entrenador personal a domicilio.

 4      Disfruta de una degustación

Asegúrate de cómo es la clase que vas a realizar. Para saberlo, lo mejor es pasarse en el horario en el que tienes previsto acudir y comprobarlo. Muchos gimnasios te ofrecen una sesión gratuita para que lo pruebes; aprovéchala!. También puedes preguntar a las personas que ya están inscritas. Pregunta el modo de reserva, ya que las actividades más demandadas cierran el cupo las primeras semanas. Comprueba que tienes espacio suficiente en clase o que no tienes que esperar media hora para usar la máquina de turno. Si sales contento/a de la actividad, apúntate.

 5      La bolsa o la vida

El precio es importante. Está muy extendida la fórmula de hacerte una buena oferta si pagas por adelantado un tiempo determinado (6 meses, 1, 2 o incluso 3 años). Para algunos es además una forma de comprometerse consigo mismo. De todos modos, que no sea esta una razón para no apuntarte, no te cortes si tienes que pagar mes a mes. Ten en cuenta los períodos de verano y pregunta por los recargos existentes por los distintos servicios así como por las penalizaciones por no cumplir el tiempo establecido.

6      Cada oveja con su pareja

Hay gimnasios que te ofrecen una gran variedad de actividades con flexibilidad de horarios. Si eres de lo/as que no les gusta ninguna actividad en particular, o te aburre en seguida lo que haces, esta es tu opción. Otros centros te ofrecen menos variedad de actividades pero están más especializados en las mismas. Si tienes muy claro lo que quieres, elige el lugar adecuado. Por ejemplo, si lo que quieres es bailar, plantéate ir a una escuela de baile, si lo que quieres es una actividad de relajación, acude a un sitio donde se respire paz y tranquilidad. No te líes.

7      Mejor bien acompañado que solo

Un refuerzo para acudir a un gimnasio es encontrar a alguien con quien ir; motiva mucho más. Además, hay centros donde te hacen descuentos!. Así que antes de inscribirte, mira a ver a quién puedes liar. Y si es a tu pareja o alguien con quien deseas pasar más tiempo, puede ser una buena idea.

 8      Las credenciales

Aunque cada vez menos, sigue existiendo una falta de cualificación en los profesionales de algunos gimnasios. No te cortes en preguntar (y pedir) las titulaciones de los monitores y asegurarte de que vas a conseguir tus objetivos con esa persona. Un buen profesional además es una persona motivadora y agradable, dispuesta a orientarte si lo necesitas. Huye de listillos que se creen superiores, te harán sentir mal y abandonarás. Dejamos a tu elección la selección del monitor por cuestiones estéticas.

 9      Aparatos sí pero no aparatosos

Ojo con los equipamientos del gimnasio; asegúrate que no demuestran deficiencias y tienen todas las garantías, tu integridad física está en juego. Hay máquinas de última generación cuya tecnología contribuye a mejorar tu estado físico de una manera más efectiva. Pero huye de modas; por ejemplo, si quieres perder peso, hay que sudar!. De forma complementaria, comprueba la higiene general y en especial la de los baños. Las duchas deben ser suficientes.

 10    Esas cositas que marcan la diferencia

Quieres disfrutar de los pequeños detalles, y eso está bien: tener sauna o taquillas individuales en los vestuarios, que te ofrezcan una toalla para el entrenamiento, optar a servicios de masaje, asesoría nutricional, entrenamiento personal o estética; poder tomar un zumo en el propio gimnasio, actividades culturales para socios,…. Esas cosas hacen más agradable tu estancia en el gimnasio, tenlas en cuenta.

Cuéntame un cuento

Puedes poner 1000 excusas; posponer tu decisión; pensar que no es el mejor momento. Cuéntale ese cuento a otro!. No lo pienses más y ponte manos a la obra, apúntate a un gimnasio ya!!.

Elegir el gimnasio adecuado que cumpla tus expectativas puede ser la clave para que adquieras definitivamente un estilo de vida sano. Y recuerda que no vale con machacarte 1 mes antes del verano, los resultados óptimos se empiezan a ver en un trabajo mínimo de 3 a 6 meses. No esperes más. Suerte!

Si te gustó el artículo, por favor, vota por él pinchando aquí


Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tagged with:
 

Leave a Reply