BLOG

Cambio de hora… emocional!

On April 1, 2013, in Mindfulness, psicología positiva, by saludality
0

gestion_del-tiempo¿Os imagináis como era la vida sin reloj? ¿Caótica? ¿desmedida? ¿desorganizada?…. Probablemente. No podemos imaginarnos un mundo donde no se pueda tener un perfecto control del tiempo. Y en eso nos hemos especializado. Controlamos hasta la diezmilmillonésima parte de un segundo gracias a nuestra avanzada tecnología.

Lo importante es no perder el tiempo, optimizarlo hasta exprimir cada una de sus gotas productivas… como si exprimiéramos a la gallina de los huevos de oro. Gestionar el tiempo parece ser la única manera de encontrar beneficio… y puede ser…. pero ¿qué tipo de beneficio?

Nuestros días (me incluyo) están definidos por la cantidad de cosas que podemos hacer desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. La lista de tareas nos acompaña en el móvil, tablet, post-it, ordenador, tablón, nevera… y la satisfacción de ese día consiste en haber conseguido tachar el mayor número de ellas… pese a que al final del día estemos completamente agotados.

Nuestro objetivo es … cumplir objetivos! ¿Quién controla a quien? ¿nosotros al tiempo, o el tiempo a nosotros?

Hemos olvidado escuchar el único tiempo real, el que no es artificial…. el tiempo de nuestro cuerpo. Ya no escuchamos ese tic tac interior que nos dice: me duele el cuello, necesito un descanso, esto que hago no me gusta, debería estar con mi hija jugando,… por el contrario, seguimos maquinalmente cumpliendo tareas, rindiendo por encima de nuestras posibilidades. ¿Es eso productivo? ¿Es eso eficiente?

Te propongo un cambio de hora. Un cambio de hora emocional. En el que te escuches la mayor parte del tiempo posible. Que te hagas preguntas como ¿qué estoy pensando? ¿cómo me siento ahora? ¿dónde lo siento? ¿qué necesito?… estar presente en el momento actual. Puedes descubrir que atendiendo a este tipo de preguntas, obtienes verdaderas respuestas…. las que te marca tu ser interior… tu verdadero reloj. Y quizás descubras que puedes llegar a ser incluso más eficiente.

Porque el verdadero tiempo es el presente. Dejar de pensar en todo lo que me queda por hacer… dejar de estar en “modo automático”. Dejar de pensar en lo bien que estaba en un tiempo pasado… Te invito a que disfrutes lo que Edgard Tolle denomina “El eterno presente”.

En eso aprendo mucho de mi hija, cuando está por ejemplo pintando y no atiende a mis llamadas…., porque su atención está plenamente volcada en lo que está haciendo; hasta el punto que se le olvida lo que existe a su alrededor, porque sólo existe una cosa… está 100% presente en su tarea. Mi hija disfruta de cada cosa que hace al 100%, y posiblemente desarrolla toda su posible eficiencia dentro de su desarrollo.

Puedes llevar esto a tu vida, a una conversación, escuchando a la otra persona con total atención (sólo escuchar). Al modo en que comes, al modo en que andas, conduces,… Olvida las multitareas, céntrate sólo en una cosa. Pon todos tus sentidos en lo que haces.

Disfrutar haciendo… JUGAR!! comprometiéndote plenamente con lo que haces…. dejándote llevar…. fluyendo sin que exista el mañana… sin que exista un minuto después. Fluir… Dejarte llevar…. prueba ese cambio de hora.

Tic tac tic tac…

José Manuel Fernández

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Leave a Reply