BLOG

Tras el último artículo, y los consejos para no equivocarse otra vez tras el verano, con el objetivo de que, como mencionamos en él, empecéis a sembrar unos hábitos de vida que lejos de daros resultados efímeros a corto plazo, os hagan cosechar unos resultados que perduren, hablaremos de aspectos útiles que nos permitan vivir con salud sin pasar sufrimientos.

 

– Aumentar el número de comidas

Es más útil comer menos más veces, porque tu metabolismo se acelera, tiendes más al gasto que al almacenamiento de grasa, tienes menos hambre y el número de calorías total no se incrementa. Se trata de comer X calorías entre 5, y no entre 3.

– Realizar actividad de manera continua

Con el ímpetu postvacacional queremos entrenar todos los días el mayor número de horas posible. Eso no se puede mantener a largo plazo, y si se falla (aunque se entrene bastante), provoca desilusión, desmotivación. Una continuidad de 3 días por semana, 1 hora al día, ayuda a asentar costumbres y activa el metabolismo de manera positiva, siendo el proceso más estable y llevadero.

– Dormir más y a horas concretas

Nuestro cuerpo tiene mayor capacidad para conciliar el sueño dentro de unas horas determinadas (sobretodo en función del sol). Acostarse temprano ayudará a “coger” antes el sueño y dormir más profundamente, descansando más y mejor. Si podemos “echarnos” una siesta de media hora después de comer, la energía para afrontar el resto del día será la óptima.

– No saltarse el desayuno

Al contrario de lo que podamos pensar, no comer en el desayuno repercute en almacenamiento de grasa. Nuestro metabolismo no puede activarse tras el sueño sin recibir una ingesta calórica necesaria para sus funciones vitales (cerebro, sobretodo). Si no comemos nada, salta la alarma y comienza la degradación de material imprescindible de reserva (músculo) y el almacenamiento de todo lo que ingiramos. Si no queremos engordar, hay que desayunar.

– Organizarse para poder cumplir estos horarios

No nos cabe duda de que ningún cambio es fácil. Pero con una agenda, unas horas fijas semanales para hacer la compra, unos táper para tener comida que llevarnos a donde estemos durante el día, y una distribución idónea de las tareas a realizar durante el día, no se nos puede escapar este saludality way of life.

Si todo esto va bien, estaremos en disposición, más adelante, de concretar pequeños trucos y rutinas específicas para nuestra salud y excelencia física.

David Dóniga Lara – Saludality

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Leave a Reply