BLOG

El efecto espejo

On February 6, 2012, in Coaching, Habilidades Sociales, by saludality
0

Hoy quiero centrar la atención en uno de los fenómenos más interesantes de la comunicación, tanto humana como animal: las neuronas espejo. Situadas en el área de la Broca y en la corteza parietal, se activan ante la conducta de un congénere provocando una reacción de imitación o reflejo.

Las neuronas espejo desempeñan un papel fundamental en las capacidades cognitivas ligadas a la vida social, tales como la empatía o la comprensión. Este sistema por tanto, permite hacer propias las acciones, sensaciones y emociones de los demás.

Todo empieza en el útero materno; cuando el latido de la madre y el feto tratan de acompasarse. Esto podemos trasladarlo a la música colectiva, que provoca que nuestros movimientos “latan” al mismo ritmo, provocando una sensación de conexión con los que bailan a nuestro alrededor. Pero otros gestos más sutiles como repetir el bostezo de alguien que está al lado o repetir su mismo gesto, está provocado por estas neuronas. El fin último consiste en conectarnos con la otra persona.

Trabajando con el efecto espejo: el rapport

Este hecho nos ofrece la posibilidad de controlar el modo en que nos comunicamos con los demás creando sintonía.

Sabemos que el mensaje no verbal es el canal que más participa en la comunicación. En concreto, el 55% de lo que comunicamos lo hacemos a través de nuestro cuerpo; el 38% lo hacemos a través de la forma (es decir, el tono, volumen, ritmo, paradas entonaciones que usamos al hablar), y tan sólo el 7% corresponde a la palabra.

Atendiendo al poder que tiene el lenguaje no verbal en el modo en que nos comunicamos, y el efecto que producen las neuronas espejo, el reto que tenemos es poder conectarnos con los demás de una manera, digamos, entrenada. Esto se hace tratando de imitar los gestos y movimientos de nuestro interlocutor, de manera sutil, no automática, pero tratando de recorrer los mismos patrones de movimiento, el mismo ritmo, y las mismas posiciones. Esto comenzará a generar una sintonía que llevará a una mayor conexión entre las personas involucradas en la conversación.

Pon en práctica esto. Al principio te resultará forzado, incluso puede que te vean un poco artificial. Trata de ser natural y practícalo. Pronto descubrirás que puedes hacer fluir la conversación de otro modo y te sorprenderás del modo en que los cuerpos llegan a hablarse, muchas veces de modo inconsciente.

Si quieres profundizar en este tema te recomiendo el Capítulo 56 de Redes (Mentes conectadas sin Brujería)

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Leave a Reply