BLOG

El Mapa no es el Territorio

On April 23, 2012, in Coaching, Habilidades Sociales, by saludality
0

Una de las principales presuposiciones de la PNL dice que “El Mapa no es el Territorio”. Esto significa que todas las personas hacemos una representación del mundo que nos rodea (un Mapa) que nunca concuerda exactamente con la realidad (Territorio). De este modo, tenemos una idea de cómo son las cosas, aunque estas en realidad no sean exactamente como creemos.

Los principales tipos de actividad que empleamos para crear nuestros propios modelos sobre el mundo son 3: La Generalización, La Omisión y la Distorsión. Estos conforman lo que denominamos Los Principios del Lenguaje. En la medida que tomemos consciencia del abuso de estas tres actividades en nuestra vida cotidiana, podremos crear un mapa mucho más fiel a la realidad. Esto facilita nuestra relación con el mundo de modo que, si modificamos estos Principios del Lenguaje podemos modificar nuestras vidas. Es lo que Bandler y Grinder denominaron Metamodelo del Lenguaje.

Generalizaciones

Esta “violación” del lenguaje se da cuando incluimos elementos no apropiados en una categoría o excluimos elementos potencialmente útiles. Por ejemplo, si una vez un hombre nos hizo daño, podemos generalizar diciendo, “todos los hombres son dañinos”. O si una vez suspendimos un examen de matemáticas decir “las matemáticas no son mi fuerte”. Generalizamos cuando decimos “esto es imposible” o “los catalanes son tacaños” Conseguir no utilizar estas generalizaciones puede darnos más veracidad en nuestra comunicación.

Omisiones

Esta “violación” se da cuando dejamos fuera partes importantes de nuestro mensaje. “No me quieren”, estamos omitiendo la persona o personas que no me quieren. O cuando decimos “mis amigos me ignoran”, en concreto eludimos decir cómo me ignoran. Cuando hablamos de la vida podemos llegar a decir que “es muy dura” pero no decimos qué es duro de la vida. En estos casos, lo mejor es concretar más las partes del mensaje ¿qué? ¿quién? ¿cómo?. Evitar la omisión ayuda a recobrar la información al mismo tiempo que reconecta con una experiencia concreta.

Distorsiones

Esta “violación” tiene que ver con el modo en el que realizamos nuestras construcciones lógicas y temporales. Suponemos que una causa determinada produce un efecto concreto. Algún ejemplo puede ser cuando decimos que “mis hijos me ponen de los nervios”. En este caso, estamos distorsionado la fuente de nuestro nerviosimo, que en realidad está en uno mismo. O cuando decimos que “mi pareja me obligó a gritarla” opera de nuevo una misma distorsión. A veces presuponemos cosas “lo que ella quiere es hacerme daño” o sentamos principios como “los hombres no lloran”. Desvelar las distorsiones que nos limitan pueden ampliar nuestro mapa del mundo.

En definitiva, tanto las Generalizaciones, como las Omisiones como las Distorsiones pueden ser útiles para comprender el mundo, hacerlo más fácil y adaptarlo a nuestro mapa. Pero es necesario profundizar en ellas si queremos que ver el Territorio de la manera más fiel posible y ampliarlo con el mayor número de detalles.

Si quieres saber más, puedes acudir a las fuentes del Metamodelo del Lenguaje, descrito por Bandler y Grinder, dos de los padres de la PNL

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

Leave a Reply