BLOG

1ª parte: Ganar-Ganar

Los perfiles de vida que nos venden se alejan mucho del patrón de conducta que puede llevarnos a un mayor estado de felicidad.

La apariencia física, el éxito profesional o la acumulación material no parece que solucione esta situación. Nos han educado en un modelo de vida basado en el Ganar-Perder, es decir, para poder yo “ganar” en la vida, otros deben “perder”. Esta actitud, como ya se ha demostrado en nuestra crisis actual, nos está llevando a una ruina, no sólo económica y social, sino moral, de valores, de sentido o dirección. Podemos decir que vivimos sin rumbo.

Desde mi punto de vista, hemos confundido la idea budista de vivir el “aquí y ahora” como medio de toma de conciencia y de disfrute del momento actual. Lo hemos convertido en un “vive el momento actual y no mires hacia tu futuro”. Esta idea provoca que busquemos el placer a corto plazo, fácil y rápido, o que no miremos más allá de nuestros propios intereses. Este pensamiento centrado más en nuestro interés propio y alejado del bien común, nos ha llevado al egoísmo y al conflicto. Es lo que algunos denominan “filosofía de guerra” o actitud basada en el Perder-Perder.

Existe otra forma de plantearse la vida, y es bajo el paradigma del Ganar-Ganar. Esta está compuesta de 3 elementos:

  1. Integridad. Relacionada con nuestros valores y con nuestro Para Qué en la vida. ¿Qué es lo importante de mi vida? ¿Qué me motiva? ¿Cuál es mi Para Qué?. Tiene que ver con ser coherentes en lo que pensamos, decimos y hacemos.
  2. Madurez. O dicho de otro modo, un equilibrio entre la consideración por uno mismo y los demás. No sirve de nada tampoco someterse al criterio de los demás si con ello estoy saliendo perjudicado. Indignarse o rebelarse, tiene que ver con salir del modelo Perder-Ganar, en el que sentimos muchos que estamos. Consiste en no aceptar la intimidación.
  3. Mentalidad de la abundancia. Pensar que hay para todos es pensar en Ganar-Ganar. Como miembros de un colectivo, supone aceptar las diferencias, supone ser generoso y pensar que nuestros actos positivos y en los que tenemos en cuenta al otro, antes o después nos vuelven.

Es decir, para Ganar yo, has de ganar tú. El éxito de una persona no se logra excluyendo el éxito de los otros. Entre ganar yo o ganar tú existe una tercera alternativa.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tagged with:
 

One Response to La formula de la felicidad no tiene nada que ver con la Coca-Cola – 1ª parte

  1. […] con la 1ª parte del artículo, en que hacíamos referencia a un modelo de vida basado en el Ganar-Ganar, como medio para alcanzar […]

Leave a Reply