BLOG

Estamos acostumbrados a decir de una persona que es buena comunicadora por su forma de hablar en público, por su forma de argumentar o su modo en que seduce con la palabra. Eso está bien. Pero ¿qué opinas si te digo que una persona puede ser una gran comunicadora sin decir una palabra?.

Dicho de otro modo, hablamos demasiado y escuchamos demasiado poco. Es comprensible. Hablamos como muestra de una necesidad interna (atención, comprensión, compañía, aceptación, superación, amor, etc.) y la mejor manera de pedirlo es hablando. Esto me hace pensar que la mayoría de las personas, cuando nos comunicamos, no hemos dejado de pensar en nosotros mismos. Un diálogo se convierte de este modo en un cruce de frases basado en necesidades propias, que no deja espacio para pensar en las necesidades del otro.

El tiempo libre mental

Una persona puede emitir entre 100 y 140 palabras por minuto. En cambio puede procesar unas 600 palabras por minuto. Esto significa que quedan 480 palabras por minuto libres. ¿En qué las empleamos? Casi siempre en preparar la respuesta, en emitir juicios sobre la otra persona o lo que me está diciendo, o directamente en otros asuntos pendientes que rondan mi cabeza. Pero estas palabras no se emplean en atención. Si utilizáramos todo ese tiempo mental en atender el mensaje del otro, posiblemente la calidad de nuestra comunicación mejoraría muchos enteros. Entenderíamos mejor las necesidades del otro. No hablo de un silencio pasivo, sino de una verdadera “escucha activa”.

El Lenguaje No Verbal

Otro aspecto a tener en cuenta es saber que la palabra no es la primera manera de comunicar con el otro en una conversación, sino al contrario!: en una conversación, sólo el 7% de los que nos transmite la otra persona nos llega a través de la palabra. El 55% nos está llegando por el L.N.V. de la otra persona. Esto significa los gestos, movimientos y posiciones corporales que adopta cuando habla. Todavía nos queda un 38% del mensaje. Este lo ocupa el Lenguaje Paraverbal, es decir, los componentes de la voz: timbre, volumen, tono,… y también las pausas, los carraspeos, los sollozos, etc… Sin un silencio adecuado, tratando de leer más allá de las palabras, muchas veces perdemos información clave.

Sé un espejo en que mirarse. Escucha con el corazón.

Volviendo al concepto de Escucha Activa, te propongo que la practiques. Deja tus propias preocupaciones a un lado, deja pasar ese diálogo interno, no emitas juicios sobre la otra persona, ni comparaciones contigo. Deja que fluya la conversación invitándole a que continúe. Fíjate en lo que dice, y en cómo lo dice. Para animar a que siga hablando, repite lo que te está diciendo (reformulación), sírvele de espejo.

Joseph Leberman propone un método para escuchar desde el corazón. Consiste en hacer 4 preguntas:

–          ¿Qué ha pasado? (para que se desahogue)

–          ¿Cómo te has sentido? (para que conecte con su emoción?

–          ¿Qué te ha resultado más difícil? (para que exprese la emoción)

–          ¿Qué es lo que más te ayuda? Ara que conozca los recursos para superar esa situación

Un truco que aprendí en mi formación en EE.UU.: Cuando vayas a hablar, espera!: W.A.I.T.!  y pregúntete: Why Am I Talking?! Fíjate en si le vas a decir sirve de algo a la otra persona.

Por supuesto, no podemos escuchar activamente el 100% de nuestro tiempo, pero intenta hacerlo un rato cada día; quizás te lleves sorpresas. Y descubras que desde el silencio, eres capaz de comunicar mejor.

Te invito a que compartas tus experiencias. ¿Cómo te fue poniendo en práctica el silencio?

Por último, ya que tenemos 2 orejas y 1 boca, ¿por qué no pruebas a escuchar el doble de lo que hablas?

:)

Feliz verano!!

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

 

2 Responses to La mejor forma de comunicar: el silencio

  1. Nazaret says:

    Hola, quisiera saber dónde se imparten estos cursos. Soy de Sevilla, gracias.

Leave a Reply