BLOG

La resiliencia es la capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas, y ser transformado positivamente por ella. El término resiliencia alude a la cualidad de algunos cuerpos mediante la cual, tras una deformación en su estructura, pueden volver a su estado original. La resiliencia es una capacidad multifactorial, es decir, no depende de una sola capacidad. Algunos estudios basan esta cualidad en el desarrollo de 3 componentes:

1. Compromiso. Tienen un gran sentido del compromiso.

Cumplir con tu palabra y con los objetivos propuestos, hacer un esfuerzo adicional en la búsqueda de eso que te gustaría conseguir, pensar en el bien futuro y no en el placer a corto plazo, son algunas de las estrategias a seguir para mejorar tu compromiso. Esta cualidad tiene que ver con la responsabilidad y la capacidad de valorar cómo nuestros actos influyen en el entorno. Tener un propósito, un sentido de vida, es importante para que la persona asuma el compromiso y responsabilidad en lo que acomete.

2. Control. Tienen una fuerte sensación de control sobre lo que hacen.

Cuando uno conoce sus propias capacidades, sabe cómo emplearlas y esto provoca una mayor efectividad en las tareas y el modo de resolverlas. Tiene que ver con nuestro equilibrio interno y la capacidad para saber gestionar nuestras emociones. Nuestra valoración sobre nosotros mismos desde un punto de vista positivo (autoestima) es crucial para establecer ese equilibrio y control sobre los planes que acometemos, con capacidad suficiente para levantarnos cada vez que tropezamos.

3. Reto. Están abiertos a nuevas experiencias.

Cuando asumes las situaciones conflictivas como oportunidades para aprender, cuando estás abierto a los cambios en la vida, estás preparado para asumir retos y eso te lleva a la mejora continua, a la superación. Cuando asumimos retos surgen elementos como la proactividad, que nos lleva a adelantarnos a las situaciones desafiantes. La creatividad se torna imprescindible en este aspecto, como cualidad para encontrar alternativas a la situación actual, y conectar con el estado de autoeficacia.

Si quieres saber cuál es tu nivel de resilencia, puedes contestar este sencillo test (en inglés)

Ahora, me gustaría que compartieras con nosotros tus reflexiones sobre este tema: ¿te consideras resiliente? ¿qué haces para ser más resiliente?, ¿cómo haces para que otros sean más resilientes?. Nos encantaría aprender de ti.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tagged with:
 

Leave a Reply